fbpx

A pesar de la enorme importancia que tiene para los negocios, la mayoría de las empresas aún no considera la atención personalizada como una estrategia prioritaria.

¿Qué es la atención personalizada?

Básicamente consiste en valorar a cada cliente de forma única y especial y atenderlo de forma individual y personal, teniendo en cuenta sus necesidades, gustos y preferencias particulares. 

Llevar a cabo esta tarea de forma amable, agradable y cercana en cada punto de contacto es la clave del éxito, así como tener siempre la mejor disposición para la innovación.

La atención personalizada que nosotros brindamos, proporciona servicios, respuestas y consejos eficaces por parte de agentes especializadas,que ofrecen una experiencia óptima y positiva que dejan al cliente con ganas de volver de nuevo.

Para ello, la rapidez y proactividad en las respuestas es esencial, tratando siempre de predecir las preguntas con el fin de solventar las dudas antes de que surjan, e ir siempre más allá de las expectativas. Ofrecer servicios, soluciones u opciones inmediatas diseñadas de acuerdo a sus requerimientos específicos o intereses particulares, es una de las prioridades de nuestra empresa.

Las diferencias con un Call center son muchas y variadas, pero entre las más importantes podemos citar un conocimiento deficiente del producto o servicio, mala atención de los representantes o falta de cualificación de los mismos, falta de empatía, no saber escuchar (una cosa es oir y otra escuchar), uso ineficiente de la tecnología o la información, congestión de centros de contacto telefónico, mala conexión, falta de fluidez, responsabilidad o eficacia, impersonalidad, ausencia de implicación, demoras, etc.

Por otra parte, a menudo se deja solo al operador en la relación con el cliente, no tiene una visión global del proceso y carece de los conocimientos complejos y globales que requiere su trabajo. Además, el personal de un Call center suele tener una alta tasa de renovación y está sujeto a la paradoja de estrés/aburrimiento, tiene un reconocimiento social y profesional pobre y una ausencia de perspectivas de carrera o movilidad interna, lo que se traduce en una desastrosa falta de motivación.

La conclusión es que ser feliz con lo que haces es fundamental para realizar un buen trabajo, por lo que no hay comparación posible entre las ventajas de una atención personalizada al servicio que pueda ofrecer un call center.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
A %d blogueros les gusta esto: